martes, 3 de marzo de 2015

Aprovechamiento de la lectura: mapas mentales

Como ya os comenté en mi anterior entrada estoy implementando una metodología para el aprovechamiento de la lectura, guiándome de la entrada "Cómo leer un libro con atención plena"  dentro del blog de @homominimus.

Una de las fases del método que describí era el de la realización de un mapa mental.

Cuando visitamos una nueva ciudad lo primero que hacemos es buscar un mapa (sino lo llevamos ya), para conocer los lugares recomendables. Tratar de aprovechar la visita a una ciudad sin un mapa sería complicado. Para confeccionarlo se ha tenido que sobrevolar la ciudad y fotografiarla, anotando los lugares de interés más importantes. Es decir, se ha tenido que representar a vista de pájaro.



Lo mismo podemos aplicar a la lectura de un libro. Para aprovecharla un primer ejercicio sería elaborar un mapa mental de este. Los mapas mentales son una representación gráfica en forma de red acerca de un tema principal. A partir de este nodo primario van naciendo más ramas y nodos con ideas secundarias, terciarias, etc.. Es un método popularizado por Tony Buzan en su libro "Use Your Head"

Siguiendo la analogía con la elaboración del mapa de una ciudad procederíamos de la siguiente manera:

1. Determinar cuantos "barrios" tiene (mirando el índice). Este será el primer nivel del mapa mental, los nodos secundarios.

2. Sobrevolar cada uno de los barrios y ver lo más importante. Es decir, una lectura rápida tratando de identificar las ideas principales. Crearíamos los nodos descendientes de cada uno de los secundarios.

Con este mapa mental ya tendríamos una idea general sobre que trata el libro y podríamos hacer una segunda lectura ya centrándonos en cada una de las ideas que hemos extraído.

Esta metodología la estoy aplicando a la lectura del libro "Un matemático invierte en bolsa" de John Allen Paulos. Tras una primera y rápida lectura este ha sido el mapa mental que he extraído. 



Me he dado cuenta que es preferible escribir una vez que ya este el mapa mental completo, y no después de cada sesión de lectura como proponía. Creo que es mejor escribir cuando tienes una visión global del tamaño de la "ciudad". Seguiremos aplicando y refinando el método.


6 comentarios:

  1. Sí, creo que es mucho mejor dejar pasar un tiempo para hacer el mapa mental. Hay razones relativas a la memoria y su fortalecimiento que lo aconsejas. Iría más allá: dejaría pasar al menos una semana antes de hacer el mapa.
    Quizá haga mi aportación al respecto en un artículo en homominimus.com o en hiperaprendizaje.com.
    Excelente tu perseverancia para refinar técnicas. Supongo que el deporte te ha ayudado a forjar el carácter.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te refieres a primero hacer una lectura rápida, dejar pasar una semana y luego hacer el mapa mental? Mi idea es ir haciéndolo mientras hago la lectura rápida y posteriormente, una vez acabado escribir ya en base al mapa mental. A ver que sale!

      Muchas gracias por el comentario! :-)

      Eliminar
  2. Yo sin embargo creo que es mejor ir haciendo el mapa mental cuando has acabado de leer un fragmento importante. Luego siempre lo puedes reorganizar. Y además las pausas cada cierto tiempo ayudan a deglutir la información.
    Lógicamente es cuestión de gustos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy más en esa linea, de ir haciéndolo a medida que vamos leyendo. Una vez acabado lo podremos reorganizar. No tiene por que estar agrupado según el índice del libro.

      Muchas gracias por comentar! :-)

      Eliminar
  3. ¡Cuando estaba escribiendo el artículo para Homo Minimus sabía que se me olvidaba algo! Y mira que durante la carrera usaba casi siempre los mapas mentales como punto de partida para memorizar, pero no me lo había planteado como una simple herramienta para trabajar las ideas del libro. De todas formas creo que la metodología que propuse por ahora va bien servida de cosas que hacer.
    Probablemente en una próxima versión lo incluya para experimentar, y seguramente lo haría como Ivan, ya que la función de fortalecer la memoria una semana después que plantea Homo Minimus en mi caso la cumple el paso de las anotaciones y citas al commonplace book. Creo que es una herramienta muy interesante para ir construyendo las relaciones entre los distintos elementos del libro mientras avanzas en su lectura, poniendo cada cosa en su sitio respecto a la idea general que pretende transmitir. Aunque también creo que es una cuestión de experimentar con los diferentes momentos en los que se puede hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde que descubrí los mapas mentales leyendo un libro de Tony Buzan los uso muchísimo. Para estudiar, para planificar, pensar, etc.. Creo que es una herramienta muy potente.

      Un saludo y gracias por el comentario!

      Eliminar