martes, 5 de mayo de 2015

Engaña a tu cerebro y dibuja mejor

Casi todo el mundo suele decir que no sabe dibujar. Quizá es porque no lo han intentado, porque lo ven como una actividad un tanto infantil, o porque su hemisferio izquierdo del cerebro les tiene sometidos.

Como todos sabemos el cerebro se divide en dos hemisferios, el lado izquierdo y el lado derecho. Están unidos por el llamado cuerpo calloso, encargado de hacer que ambos hemisferios trabajen conjuntamente. Ambos hemisferios son imprescindibles para entender el mundo, se necesitan el uno del otro, aunque el hemisferio izquierdo suele ser el dominante.

Se ha descubierto que el lado izquierdo del cerebro es el analítico. Es el encargado del habla, la lógica, las matemáticas, etc... Por contra, el derecho podemos decir que es el creativo, encargado de funciones como los sentimientos, sensaciones, habilidades espaciales, artísticas, etc...

La mayoría de nosotros, por defecto, dibujamos usando símbolos. Por ejemplo, si vamos a dibujar un árbol lo vemos como un "palo" (el tronco) y una "nube", las hojas y ramas. Es debido a que está actuando el lado izquierdo del cerebro. Para solucionar el problema, el lado izquierdo busca en su base de datos de símbolos el adecuado a lo que trata de dibujar y en lugar de fijarse en como es realmente el objeto, lo sustituye por el símbolo. Lo simplifica todo, no se complica, usa la ley del mínimo esfuerzo. 

Dibujo simbólico de un árbol

El truco para dibujar las cosas como realmente son, o aproximarse más es hacer que tome las riendas el lado derecho del cerebro, que es el especialista en este tipo de cosas. Pero para ello debe conseguir que le deje el lado izquierdo. 

El truco es confundir al lado izquierdo, hacer que no encuentre en su base de datos el símbolo adecuado y que ceda las riendas al lado derecho. Para ello, y ahora viene el truco... dale vuelta a lo que estés dibujando y dibújalo así. El lado izquierdo no sabrá analizarlo, se dará por vencido y entrará el especialista, el lado derecho. Este se fijará en cosas que el lado izquierdo pasaría por alto y el dibujo saldrá mucho más fiel a la realidad. 

Con el tiempo, mediante esta práctica deliberada, aprenderás a desactivar automáticamente el lado izquierdo y no será necesario darle la vuelta a aquello que estés dibujando (ni ponerte boca abajo si estás dibujando un paisaje)

Os invito a que dibujéis la siguiente foto que os muestro. Cuando terminéis, dadle la vuelta a vuestro dibujo. Os sorprenderéis del resultado. 


Liando al lado izquierdo del cerebro


Fuente: "Apender a dibujar con el lado derecho del cerebro" - Betty Edwards

1 comentario:

  1. Muy interesante idea. Lo probaré a ver que tal. Qué gran jugador el de la foto. Hasta del revés sería capaz de hacer gol.

    ResponderEliminar